marketing social media

Capacitación con crédito fiscal

capacitación

Cambios culturales: Transferir conocimientos y luego acompañar el proceso de estabilización de las nuevas prácticas.

El Programa de Crédito Fiscal para Capacitación

Es un instrumento que permite a las pymes obtener reintegros por sobre la inversión que realicen en la capacitación de sus recursos humanos, ya sea en actividades abiertas (dictadas en instituciones públicas o privadas) o cerradas (cursos a medida de la empresa).

 Fuente:Sepyme

Puede gestionarse ante la Sepyme o ante el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, a través de las entidades precalificadas para ello.

En los requerimientos de cada entidad hay diferencias que deben ser analizadas caso por caso, para definir la alternativa más conveniente. En líneas generales, se trata de construir un proyecto de capacitación, encuadrado en los requisitos formales que se piden en cualquiera de las entidades y presentarlo. Una vez aprobado el crédito, se podrá poner en marcha. Mientras se desarrolle, las entidades enviarán sus efectores a inspeccionar que efectivamente se cumpla lo que se presentó en el proyecto (personas que se capacitan, capacitadores, horarios, temáticas, contenidos, etc) y si todo el desarrollo está dentro de lo previsto, al finalizar la capacitación, se realizará el reintegro de hasta el 100% del monto aprobado, con un bono que podrá descontarse de impuestos a vencer.

Nuestra intervención consiste en desarrollar un programa de capacitación a medida lo cual –además de los temas específicos que se piden-, siempre incluye capacitación sobre elementos de gestión 2.0: capacitación actitudinal (manejo de emociones, autoliderazgo, autoconocimiento, etc); capacitación básica sobre herramientas informáticas (conocimiento de la PC, organización de la información, manejo de mails, sistemas de chat, navegación, etc) y herramientas de capacitación a distancia (e-learning, cambio de paradigmas, modelos de aprendizaje colaborativo, etc).

Todas las personas que participan en la capacitación tienen acceso a un aula virtual, desde donde pueden participar en foros, hacer consultas con compañeros, descargar material o promover debates, en los tiempos que ellos encuentren más productivos para ellos mismos, ya que el aula está siempre disponible online mientras dure el programa y hasta 30 días después de finalizado.

Capacitación a medida

Es importante aclarar que el programa no se arma sin una interconsulta previa con la organización que solicita el crédito, para conocer las problemáticas puntuales que se quieren corregir con la capacitación. Uno de los requisitos formales del trámite es que toda la  documentación que se presenta (en papel y online simultáneamente) esté aprobada (con firma y sello del responsable legal) por la organización solicitante. Esto significa que antes de presentar la documentación deben estar aprobados los contenidos que se administrarán durante la capacitación.

Dado que se trata de transferencia de conocimientos y cambios actitudinales (cambios culturales, en definitiva), la capacitación necesita tres etapas o momentos: Clases teóricas, taller y coaching. A menudo estas etapas se superponen, por lo que preferimos referirnos a ellas como momentos, ya que el tipo de capacitación cambia de un modo a otro.

En el momento de la teoría transferimos conocimientos explicando los fundamentos, en el del taller trabajamos en el aprendizaje de los capacitandos y en el coaching hacemos el seguimiento y trabajamos en  la estabilización de los cambios, es decir en su inclusión como nuevas prácticas.

Esto se hace para maximizar el aprovechamiento de la capacitación, porque de otro modo, la presión del sistema de trabajo que preexiste, neutraliza o inhibe las nuevas prácticas.

Este modelo de implementación es una de las ventajas diferenciales que nuestro equipo tiene para ofrecerle en la capacitación.

Si necesita más información, no dude en contactarnos,  usando el formulario que le ofrecemos en la sección de Contacto.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: