marketing social media

Blog o página web?

Posiblemente por fuerza de la costumbre y la velocidad del cambio, mucha gente sigue pensando que lo que hace falta para tener presencia en Internet es una página web.

Brevemente

Aunque los orígenes de Internet pueden ubicarse mucho más atrás en el tiempo, lo cierto es que su uso comenzó a popularizarse a partir de la introducción de la Worlde Wide Web en 1992. Este dispositivo incorporó el hipertexto, que permite vincular textos, sonidos, videos o cualquier otro elemento multimedia entre si. Y no solamente eso, además abrió la posibilidad de establecer modos de lectura en una dimensión hasta ahora impensada: Antes de él leíamos en dos dimensiones, el hipervínculo introdujo la posibilidad de leer en profundidad. A esto le llamamos navegar, siguiendo la metáfora de que Internet es un océano digital.

Diez años después de este hito, ya se podían advertir señales claras acerca del advenimiento de una nueva revolución en los dominios de la virtualidad. En el 2004 apareció Facebook y los primeros indicios de lo que sería un nuevo lenguaje destinado a mejorar las limitaciones de los hipervínculos. Finalmente, el html (lenguaje de hipertexto con el que se escriben las páginas web) dejó paso al xml (lenguaje de marcado extensible). Sobre esta base, un año más tarde explotó la llamada Web 2.0.

Esta nueva configuración, alumbró los blogs pero también miles de aplicaciones que permitieron cambiar la posición subjetiva de los navegantes del océano digital. De lectores de contenidos de otros, pasaron a ser productores e intercambiadores de contenidos propios, lo que le dio la verdadera carnadura a la explosión.

La web 2.0 constituye, desde entonces, el segmento más dinámico de Internet. Millones de usuarios intercambian mensajes, textos, imágenes, archivos de sonido, datos o videos generando flujos enormes de visitas a diferentes lugares de la Web.

Si voy a subirme a Internet ¿qué me conviene?

Semejante cambio ha obligado a pensar lo anterior de otra manera. Si esta es la versión 2.0 de la Web, la anterior pasó a ser 1.0. Y por tal cosa entendemos todo lo que no permite interactuar con otros navegantes, en un plano de igualdad.

Una web es Gutenberg en Internet. Equivalente a tener un folleto digital como herramienta de promoción:  Si no se le avisa a las personas que está ahí (no les entrega un folleto),  nadie se enterará de su existencia. Usted tiene que hacer todo el trabajo de promoción.

En las antípodas de eso, un blog es una herramienta básicamente diseñada para interactuar con los lectores. Un producto 2.0 por excelencia. Necesita aprender algunas cosas, de la misma manera que para desplazarse en un auto necesita aprender a manejarlo y conocer las normas que regulan el tránsito. Aprender a manejar no significa convertirse en un piloto de competición. Un experto. Aquí, la base de conocimientos requerirá aprender a manejar la plataforma que soporta el blog, aprender a optimizar la estructura formal de lo que escribe (manejo de negritas, enlaces, palabras claves, etc), comprender adecuadamente qué son y cómo funcionan las etiquetas, etc. Hay mucha información al respecto en la blogósfera.

En una instancia superior, deberá aprender a relacionar su blog con redes sociales como Facebook, GooglePlus, YouTube, Flickr o Picassa, por nombrar solamente algunas. Lo que va a tener en realidad es una Instalación digital, es decir un entramado entre flujos de mucho tráfico, que van a terminar poniendo su página delante de la gente que circula, como para que se tropiecen con ella. La idea no es entrar y salir de Internet, sino instalarse en ella, producir contenidos de valor y aprovechar las recomendaciones de los usuarios para hacer conocer lo que promovemos.

Si no quiere o no puede hacer esto, tiene la posibilidad de contratar un servicio de asistencia virtual para que lo haga por usted.


votar

Tags: , , , , , , ,

Categoría: Asistencia Virtual 2.0, Instalaciones Digitales 2.0, nA

Acerca del Autor ()

Soy Diseñador de Comunicación, Estrategias Digitales y de Capacitación. Ayudo a las personas y a las organizaciones a instalarse en la Web 2.0, a integrar sistemas, herramientas, culturas, metodologías y lenguajes colaborativos. Podés encontrarme en Google+, en Facebook o en LinkedIn.

Comentarios (3)

Trackback URL | Feed RSS de Comentarios

Sitios que enlazan con este post

  1. Visibilidad | Consultora netAbras | 25/10/2011
  1. Daniel I. Krichman dice:

    Hola Antonio
    Sí que es difícil conseguir que te visiten… y que se involucren, ni te cuento. Eso tiene que ver con los temas acerca de los que posteas, con la calidad (si agregas o no agregas valor a lo que publicas), y con la audiencia a quien le muestras lo tuyo.
    Gracias por eniquecer este posteo con tu comentario!

  2. Solo se que no se nada , o como decia mi tia Maria.. Mientras más leomás burro me queo.
    Quiero decir que esto de conseguir que te lean no es nada facil y m desde que estoy jubilado solo he conseguido que visiten mi Web algomás de tres millones, cuando en américa un niño se rasca la nariz y en dos dias ya tiene veinte millones en fin … Clica sobre mi nombre Si quieres si no , no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: