marketing social media

Twitter como herramienta para curar contenido

Como introducción al tema quiero insistir en el concepto de curar contenidos. En esta tarea usamos las producciones (los contenidos) de otras personas, combinándolas a veces, con las propias.

No se trata de copiar al azar, ni se trata de elegir lo primero que encontramos, sino de armar un relato con una estrategia de mestizaje.

En el mundo de la biología, las mezclas permiten que las diferentes especies se puedan adaptar a las condiciones de su hábitat. El mestizaje, va contra la pureza, pero fortalece la especie, lo que asegura su permanencia.

Parafraseando esta afirmación biológica, podríamos decir que curar contenidos opaca el estilo de cada uno de los autores, pero configura y fortalece nuestro discurso.

Con este criterio exactamente, construimos las redes sociales, hablamos, aprendemos, comunicamos y habitamos la Web. Tomamos algo de lo ajeno y lo hacemos propio.

Cuando decimos que la  Web es lo que uno hace con ella, estamos aludiendo a ese proceso. No hay un modelo terminado, ni una única verdad, ni una plantilla de lo-que-debe-hacerse. Hay patrones, modelos, tendencias. Y sobre todo, hay interpretaciones de cómo y qué hay que hacer con ellos. Así se construye la polifonía.

Cuando alguien publica contenidos en un espacio, lo que está haciendo es sumarse a una conversación global, con una voz determinada, con un matiz determinado, con una perspectiva determinada.

Nadie creó todas las palabras que usa cuando habla ni todo el conocimiento que atesora, y sin embargo habla, mira e interpreta como alguien único e irrepetible.  Eso mismo sucede con la cura de contenidos: cada curador construye un relato singular, porque es un sujeto singular.

TweetDeck

Alguna vez, Twitter desarrolló una herramienta a la que llamó Curator, para ayudar a las organizaciones de noticias a agrupar tweets por intereses temáticos.

En realidad, el concepto de esta herramienta está disponible para cualquier usuario de TweetDeck.

Utilizando esta aplicación, es posible definir una columna temática, buscando con el filtro de etiquetas y almacenar allí los tweets que son de nuestro interés.

Pero no solamente eso, si hemos identificado una cuenta o varias, de las que habitualmente tomamos material, podemos incluirlas en una lista de Twitter y hacer que esa lista se muestre en una columna de TweetDeck.

Como decimos siempre, el uso mejor o peor de la herramienta no está en las prestaciones inherentes a ella, sino en la habilidad del usuario para definir etiquetas y palabras claves.

Finalmente, Twitter es una Red Social, y no solamente un gigantesco repositorio de material que circula frente a nuestros ojos. No es una mala idea incluir los intercambios con otras personas de nuestra red en la cura de contenidos.

Gracias a la sección de Mensajes de Twitter es posible usar la plataforma para mantener intercambios muy fluidos con tus contactos, como alternativa a WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger.

Aunque inicialmente sólo se podía mantener estos intercambios con los contactos a quienes seguías, en la actualidad es posible iniciar una conversación con cualquiera.

De esa conversación, sólo visible entre las partes, pueden perfectamente extraerse pastillas de contenido o citas que pueden hacerse públicas como tweets (con la anuencia de la otra parte, claro), incluyendo en la publicación emojis, gifs animados o fotografías, que también circulan por esta sección con facilidad.

Posteado originalmente en: Blog HostDime Argentina


votar

Tags: , ,

Categoría: Asistencia Virtual 2.0, Culturas, Tecnologías

Acerca del Autor ()

Soy Diseñador de Comunicación, Estrategias Digitales y de Capacitación.
Ayudo a las personas y a las organizaciones a instalarse en la Web 2.0, a integrar sistemas, herramientas, culturas, metodologías y lenguajes colaborativos. Podés encontrarme en Google+, en Facebook o en LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

A %d blogueros les gusta esto: